Calle ramón y cajal 6

Calles de Madrid España. Ramón y Cajal

– Claves derivadas de la Ley Orgánica 1/2019, de 20 de febrero, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, para transponer las Directivas de la Unión Europea en el sector financiero y del terrorismo, y para abordar cuestiones de carácter internacional.

Las medidas aprobadas por el Real Decreto-ley 6/2019 tienen la clara intención de garantizar la igualdad de trato y de oportunidades entre hombres y mujeres en el empleo, con el fin de asegurar la corresponsabilidad de la vida personal, familiar y laboral entre hombres y mujeres.

Hasta la aprobación del Real Decreto-ley 6/2019, las empresas de más de 250 trabajadores estaban obligadas a implantar su correspondiente plan de igualdad. Ahora esta obligación se extiende a las empresas de 50 o más trabajadores.

La Agencia Española de Protección de Datos (“AEPD”) ha publicado su estudio “Fingerprinting” en el que analiza cómo funcionan estas técnicas de identificación y cómo afectan a la privacidad del usuario. Según la AEPD “la huella digital de dispositivos es la recopilación sistemática de información sobre un determinado dispositivo remoto con el objetivo de identificar, singularizar y, por tanto, poder controlar la actividad de su usuario con el fin de elaborar perfiles”. Individualizar el terminal significa, en opinión de la AEPD, individualizar a la persona que lo utiliza.

Caminando por el interior

Un suelo limpio y brillante y un olor fresco en el largo vestíbulo de entrada hacen que parezca que va a ser un lugar agradable para alojarse. Habitación sencilla pero cómoda y limpia. El personal de recepción es muy amable. Aparcamiento en el garaje un par de puertas más abajo por 5 euros por noche. Céntrico a los bares y restaurantes y al casco antiguo. Volvería a alojarme en Cuenca la próxima vez.

La ubicación es perfecta en el centro de la ciudad, cerca de bares, restaurantes e instalaciones. El personal del hotel es amable y servicial, hay aparcamiento en el garaje seguro de al lado a 5 euros por noche. El hotel está limpio, el ascensor funciona, la habitación es de buen tamaño.

A 5 minutos a pie del hotel hay una gran variedad de tiendas, supermercados y bares. El hotel está a 10 minutos a pie del casco antiguo amurallado de Cuenca, donde se encuentran las famosas Casas Colgadas y el Puente de San Pablo.

LA CALLE VITRUVIO DE MADRID

En este apartado se enumeran las distinciones recibidas por Santiago Ramón y Cajal a lo largo de su carrera (Cajal, 1989). También se ofrece una muestra de su escritura en forma de carta enviada al presidente de la Universidad de Clark (Worcester, Massachusetts) para aceptar una invitación a dar una serie de conferencias.

Figura 1: Primera (A), segunda (B) y tercera (C) páginas de la carta sin fecha de Cajal al presidente de la Universidad Clark, G. Stanley Hall, en la que acepta una invitación para visitar la universidad (situada en Worcester, Massachusetts), dar una serie de conferencias y recibir un título honorífico. (Archivos de la Universidad Clark, con permiso).

Tratamiento de la embolia pulmonar aguda – ERS Vision

Durante sus investigaciones realizadas en Barcelona, Santiago Ramón y Cajal vio las neuronas del sistema nervioso como células individuales y separadas, a diferencia de la creencia de la época, que las consideraba como una gran red unida. El controvertido descubrimiento de Cajal le dio fama mundial y en 1906 se convirtió en el primer español en ganar el Premio Nobel de Medicina y Fisiología. El premio fue compartido con el científico italiano Camillo Golgi, que había desarrollado el método utilizado por Cajal para teñir las células, pero que no estaba de acuerdo con su teoría y en su discurso de aceptación del Nobel criticó a Cajal y su nueva teoría, pero no rechazó el premio. La leyenda también cuenta que cuando Cajal recibió un telegrama con la notificación de que había ganado el Premio Nobel el 6 de octubre de 1906 en Madrid, creyó que era una broma de sus alumnos y se fue a dormir. No se convenció hasta el día siguiente, cuando la noticia apareció en todos los periódicos. Cajal, que estuvo en Barcelona de 1887 a 1892, participó en la Exposición Universal de 1888, con una exposición de sus trabajos.