Cateter doble j pediatrico

¿Qué es un stent ureteral?

Después de ciertos procedimientos quirúrgicos urológicos pediátricos, como la pieloplastia, el reimplante ureteral, el trasplante de riñón, etc., se colocan endoprótesis doble J con un extremo en el riñón y otro en el uréter para ayudar a drenar el riñón, apoyar una anastomosis del uréter, promover la cicatrización de la herida, minimizar la presión y, por lo tanto, prevenir las fugas de orina después de la cirugía del tracto urinario.1 A menudo, junto con la colocación de las endoprótesis en doble J, se coloca una sonda vesical/urinaria para ayudar a drenar la vejiga, promover la cicatrización de la herida y controlar la producción de orina. Las sondas vesicales suelen retirarse a los pocos días de la intervención, mientras que las endoprótesis en doble J suelen dejarse in situ durante varias semanas después de la cirugía.

En el momento de retirar la sonda vesical, la endoprótesis JJ puede enredarse o incluso anudarse con la sonda vesical/urinaria en la vejiga y la endoprótesis puede desprenderse o incluso arrancarse inadvertidamente.2 Este desprendimiento o atrapamiento de la endoprótesis con la sonda tiene el potencial de afectar al resultado de nuestros procedimientos quirúrgicos.

Pielografía retrógrada con catéter de doble lumen

La endoprótesis ureteral de doble J (DJUS) es uno de los dispositivos más utilizados en urología. La colocación de stents ureterales tiene un amplio espectro de indicaciones que pueden resumirse en dos palabras: obstrucción y fuga. Las indicaciones más comunes en urología pediátrica son la pieloplastia, el reimplante ureteral, el trasplante de riñón y la litiasis.

La implantación de endoprótesis ureterales, descrita por primera vez en 1967, evolucionó rápidamente hasta la introducción de la endoprótesis ureteral de doble J (DJUS) en 1978. Desde entonces se ha convertido en uno de los dispositivos más utilizados en urología. La colocación de stents ureterales tiene un amplio espectro de indicaciones que pueden resumirse en dos palabras: obstrucción y fuga. Las indicaciones más comunes en urología pediátrica son la pieloplastia, el reimplante ureteral, el trasplante de riñón y la litiasis.

Se han introducido muchas modificaciones en la doble J de Finney para reducir las complicaciones e inconvenientes relacionados con la endoprótesis, una de las cuales es su técnica de extracción. Clásicamente, las DJUS se introducen y extraen en el quirófano, bajo anestesia general (AG), utilizando un cistoscopio. Se han hecho esfuerzos para evitar el segundo procedimiento bajo AG. Evitar que el paciente se someta a una segunda experiencia en el quirófano no es el único problema. Para las instituciones, la extracción del DJUS requiere mucho tiempo y es costosa en términos de recursos, ocupación del quirófano y personal. En los niños, la neurotoxicidad potencial de las exposiciones repetidas a la AG, es también una preocupación importante.

“acceso a un catéter venoso central” por mary-jeanne

Propósito: El propósito de este estudio es proporcionar una nueva estrategia para la extracción no cistoscópica del stent uretral doble J (JJS), la pesca retrógrada transuretral del stent uretral doble J (TURFJJS), que evita la anestesia general en poblaciones pediátricas.

Métodos: Se revisaron retrospectivamente los registros de extracción de JJS de pacientes con obstrucción de la unión ureteropélvica (OUP). Se analizaron las diferencias en las tasas de éxito de la extirpación, las complicaciones graves relacionadas con la operación, el coste total, la duración y la satisfacción de los padres entre la TURFJJS y los procedimientos tradicionales de extirpación de la endoprótesis uretral doble J (CJJSR).

Resultados: En este estudio se incluyeron 324 pacientes con OUPJ. La CJJSR tuvo una tasa de éxito del 100%. La TURFJJS alcanzó una tasa de éxito del 94,3%. La RTUFJS fue sólo un procedimiento ambulatorio, y su coste total fue de unos 800 yuanes chinos (124 dólares). No se produjeron complicaciones graves relacionadas con la extracción del JJS mediante la TURFJJS. La satisfacción de los padres fue del 98,2 y el 92,5% para los protocolos CJJSR y TURFJJS, respectivamente.

Extracción de la endoprótesis doble J por cistoscopia

La endoprótesis ureteral (también conocida como stent doble J) es el procedimiento para colocar un tubo de plástico fino y flexible que se coloca temporalmente en el uréter para ayudar a que la orina drene desde el riñón a la vejiga en caso de obstrucción.

Los uréteres llevan la orina desde los riñones hasta la vejiga. (Cada riñón está conectado a un uréter). En raras ocasiones, pueden bloquearse ambos uréteres, en cuyo caso se colocan endoprótesis ureterales bilaterales, una en cada uréter.

También puede colocarse una endoprótesis ureteral durante o después de una intervención quirúrgica de las vías urinarias para proporcionar un molde alrededor del cual pueda producirse la cicatrización, para desviar la orina de las zonas de fuga, para manipular los cálculos renales o evitar que se desplacen antes del tratamiento, o para que los uréteres sean más fácilmente identificables durante los procedimientos quirúrgicos.

La obstrucción ureteral puede diagnosticarse mediante una cistoscopia, en la que se introduce un tubo fino en la vejiga para visualizarla, una ecografía, una tomografía computarizada (TC) y/o una pielografía, en la que se toman radiografías de las vías urinarias tras inyectar un medio de contraste.