Empleo el hierro

Propiedades del hierro en los alimentos

El hierro es un mineral que el cuerpo necesita para su crecimiento y desarrollo. El cuerpo utiliza el hierro para producir hemoglobina, una proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno desde los pulmones a todas las partes del cuerpo, y mioglobina, una proteína que proporciona oxígeno a los músculos. El cuerpo también necesita hierro para producir algunas hormonas.

La cantidad de hierro que necesitas cada día depende de tu edad, tu sexo y de si consumes una dieta principalmente vegetal. A continuación se indican las cantidades medias diarias recomendadas en miligramos (mg). Los vegetarianos que no comen carne, aves o marisco necesitan casi el doble de hierro que el indicado en la tabla porque el cuerpo no absorbe el hierro no hemo de los alimentos vegetales tan bien como el hierro hemo de los alimentos animales.

El cuerpo absorbe mejor el hierro de origen vegetal cuando lo consume con carne, aves, marisco y alimentos que contienen vitamina C, como los cítricos, las fresas, los pimientos dulces, los tomates y el brócoli.

El hierro está disponible en muchos suplementos multivitamínicos y minerales y en suplementos que sólo contienen hierro. El hierro de los suplementos suele presentarse en forma de sulfato ferroso, gluconato ferroso, citrato férrico o sulfato férrico. Los suplementos dietéticos que contienen hierro tienen una declaración en la etiqueta que advierte que deben mantenerse fuera del alcance de los niños. La sobredosis accidental de productos que contienen hierro es una de las principales causas de intoxicación mortal en niños menores de 6 años.

Usos del cobre

En Morecambe Metals trabajamos con una gran variedad de metales, ya que estamos especializados en el reciclaje de metales no ferrosos y ferrosos. Hemos hablado de algunos de estos metales en el artículo anterior “Diferentes metales y sus propiedades”, pero ahora vamos a profundizar y a hablar de ellos con más detalle.

En primer lugar, es importante saber qué es realmente el hierro. Esta sustancia tiene el símbolo Fe y el número atómico 26 y es el elemento más común en la Tierra por su masa, ya que constituye una gran parte del núcleo y del núcleo interno del planeta. El hierro también se encuentra en abundancia en el espacio y es el último componente que se produce con la liberación de energía antes del colapso de una supernova.

Este elemento es el cuarto más abundante en la superficie de la Tierra y puede encontrarse fácilmente en canteras y minas, por ejemplo. Se oxida (o se oxida) cuando entra en contacto con el oxígeno, por lo que rara vez lo vemos en su forma pura por ello; además, es una sustancia frágil y dura.

Se calcula que el hombre lleva utilizando el hierro desde hace más de 5.000 años. En Egipto se han encontrado objetos de hierro que se remontan a unos 3.500 años a.C.; contienen aproximadamente un 7,5% de níquel, lo que indica que tuvieron un origen meteórico.

Usos de la plancha para la ropa

Número atómico (Z)26Grupo 8Periodo 4Bloque d-bloqueConfiguración electrónica[Ar] 3d6 4s2Electrones por cáscara2, 8, 14, 2Propiedades físicasFase a STPsólidoPunto de fusión1811 K (1538 °C, 2800 °F) Punto de ebullición3134 K (2862 °C, 5182 °F) Densidad (cerca de r. t.)7,874 g/cm3en líquido (a p.m.)6,98 g/cm3 Calor de fusión13,81 kJ/mol Calor de vaporización340 kJ/mol Capacidad calorífica molar25,10 J/(mol-K) Presión de vapor

El hierro (/ˈaɪərn/) es un elemento químico de símbolo Fe (del latín: ferrum) y número atómico 26. Es un metal que pertenece a la primera serie de transición y al grupo 8 de la tabla periódica. Es, por masa, el elemento más común en la Tierra, justo por delante del oxígeno (32,1% y 30,1%, respectivamente), formando gran parte del núcleo externo e interno de la Tierra. Es el cuarto elemento más común en la corteza terrestre.

Las superficies prístinas y lisas de hierro puro son de color gris plateado como un espejo. Sin embargo, el hierro reacciona fácilmente con el oxígeno y el agua para dar lugar a óxidos de hierro hidratados de color marrón a negro, conocidos comúnmente como óxido. A diferencia de los óxidos de otros metales, que forman capas pasivas, el óxido ocupa más volumen que el metal y, por tanto, se desprende, exponiendo nuevas superficies a la corrosión. Aunque el hierro reacciona fácilmente, el hierro de alta pureza, llamado hierro electrolítico, tiene mayor resistencia a la corrosión.

10 usos del hierro

Cuando se habla de metal puro utilizado en procesos de fabricación, la mayoría de la gente piensa en planchas o piezas de metal que se trabajarán y fabricarán en productos finales. Sin embargo, varios metales puros se presentan en forma de polvo. El polvo de hierro se produce en multitud de grados, ya que cada producto en polvo se clasifica en función de su pureza, densidad, grano y método de producción. Así, encontrará polvo de hierro atomizado con agua de alta pureza para utilizarlo en la fabricación de piezas de máquinas que requieren componentes fuertes, o polvo fino de resistencia verde para pinturas magnéticas o tintas de impresión.

Materiales y productos de fricción: Algunos productos, como los vehículos, los trenes y los aviones, utilizan la fricción para frenar. El polvo de hierro se suele colocar en las pastillas de freno, en los forros de los frenos de tambor y en otras aplicaciones para crear la cantidad necesaria de fricción. El polvo de hierro utilizado como relleno puede ayudar a aumentar el rendimiento y la durabilidad de estos productos al disipar el calor generado.

Piezas sinterizadas: El polvo de hierro puede colocarse en los materiales principales para crear piezas, productos y componentes sinterizados. Una pieza sinterizada es aquella en la que el material principal consiste en metales en polvo hechos a medida, ya que los polvos pasan por una inmensa presión y calor para formar un producto sólido. Encontrará muchos componentes sinterizados en grandes máquinas eléctricas, componentes de automoción y en herramientas eléctricas.