Ganglion intraarticular

Quiste ganglionar intraligamentoso

ResumenLos quistes ganglionares de la rodilla son extremadamente infrecuentes. Suelen causar síntomas inespecíficos y no producen los signos clásicos. Los avances en las técnicas de imagen, así como el uso generalizado de la artroscopia, han facilitado la detección de estos quistes, y la mayoría pueden tratarse artroscópicamente. Los quistes ganglionares que surgen dentro de la almohadilla de grasa infrapatelar son aún más infrecuentes. Presentamos el caso de una joven con un ganglio intraarticular gigante dentro de la almohadilla grasa infrapatelar que fue tratado mediante escisión abierta.

Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc 12, 335-337 (2004). https://doi.org/10.1007/s00167-003-0476-2Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Radiología del quiste del ganglio poplíteo

Los ganglios y quistes intraarticulares de la articulación de la rodilla son raros y en su mayoría son hallazgos incidentales en la resonancia magnética y la artroscopia. Durante un período de 15 años, se examinaron artroscópicamente casi 8.000 rodillas. En total, se encontraron 85 masas de tejidos blandos intraarticulares dentro de la cavidad de la rodilla. De ellas, 76 fueron hallazgos incidentales y asintomáticos en artroscopias realizadas para el tratamiento de síntomas osteoartríticos. En este grupo se registraron varios traumatismos menores repetidos en la rodilla, pero no se registraron antecedentes de eventos traumáticos graves. Nueve quistes ganglionares eran obviamente los únicos responsables de las molestias intermitentes o crónicas inespecíficas de la rodilla, y se clasificaron como sintomáticos. No había antecedentes de lesiones previas en las rodillas, ni signos clínicos de inestabilidades o patologías meniscales y femoropatelares, ni lesiones intraarticulares adicionales asociadas en la artroscopia. Cuarenta y nueve masas quísticas se originaron en el LCA, 16 en el LCP, 12 en el anterior (ocho medial, cuatro lateral) y tres en el cuerno posterior de los meniscos (dos medial, uno lateral). Tres se localizaron en la almohadilla de grasa infrapatelar, uno surgió de una plica medial y otro de un quiste óseo subcondral. Todos los quistes ganglionares fueron resecados o extirpados con éxito mediante técnica artroscópica. Se ofrece una revisión de la literatura y se compara con los hallazgos y datos de este estudio.

Tratamiento del quiste ganglionar intraarticular de la rodilla

Los quistes ganglionares y los quistes sinoviales son lesiones rara vez asociadas a la articulación temporomandibular. Los quistes ganglionares surgen de la degeneración mixoide del tejido conectivo de la cápsula articular, están llenos de líquido viscoide o material gelatinoso y tienen un revestimiento fibroso. Los quistes sinoviales también contienen líquido gelatinoso y están revestidos de células cuboidales a algo aplanadas, lo que concuerda con un origen sinovial. Se presenta un caso de quiste ganglionar y otro de quiste sinovial de la articulación temporomandibular, y se discuten su diagnóstico diferencial y su tratamiento.

Radiología del quiste del ganglio gastrocnemio

ResumenObjetivos y métodosDurante una resonancia magnética (RM) rutinaria de la rodilla puede encontrarse una variedad de lesiones quísticas o “tipo quiste” benignas. Estas lesiones comprenden un grupo diverso de entidades, desde quistes benignos hasta complicaciones de enfermedades subyacentes. Además, las bursas y recesos anatómicos normales pueden diagnosticarse erróneamente como una lesión quística intraarticular cuando están distendidos. Sin embargo, la mayoría de las lesiones mencionadas tienen un aspecto característico en la RM que permite un diagnóstico seguro, lo que evita la necesidad de procedimientos adicionales de imagen o de intervención.ResultadosEste artículo incluye un amplio ensayo pictórico de los rasgos característicos de la RM de los quistes benignos comunes y no comunes y de las lesiones “tipo quiste” en la articulación de la rodilla y sus alrededores. DiscusiónPara una evaluación precisa de la “estructura quística”, el radiólogo debe ser capaz de identificar los patrones típicos de la RM que contribuyen a establecer el diagnóstico correcto y, por lo tanto, a guiar la terapia específica y evitar procedimientos intervencionistas injustificados como la biopsia o la artroscopia. Puntos de enseñanza – Las lesiones quísticas son comunes en la RM de la rodilla y la más común, el quiste de Baker, tiene una incidencia del 38%.- Los quistes sinoviales, los quistes meniscales, las bursas normales de la rodilla y los recesos tienen aspectos característicos en la RM.- Las lesiones misceláneas “similares a quistes” pueden requerir un protocolo de RM más dedicado para un diagnóstico correcto.