Probioticos y prebióticos: El camino hacia el intestino sano

Probioticos y prebióticos: El camino hacia el intestino sano

Con el reciente aumento de la popularidad de los prebióticos y probióticos, es probable que haya oído hablar de estos suplementos. ¿Pero qué son, y por qué son importantes para la salud intestinal?  Si tiene problemas con su digestión, alguien puede sugerir que los probióticos podrían ayudarlo. Podrían estar en lo cierto.

La diferencia entre los prebióticos y los probióticos

¿Qué son los prebióticos?

Aunque hayas oído hablar de ellos, puede que no estés muy familiarizado con los prebióticos y su papel en la salud intestinal y digestiva. Los prebióticos son un tipo de carbohidratos no digeribles, lo que significa que no se descomponen en el estómago sino que pasan a través del tracto digestivo para promover el crecimiento de bacterias benéficas en los intestinos.

Se pueden encontrar en alimentos como granos enteros, plátanos, verduras, cebollas, ajo, soja y alcachofas. Pero los prebióticos también pueden venir en forma de polvo.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son alimentos o suplementos que contienen microorganismos vivos destinados a mantener o mejorar las bacterias buenas del cuerpo. Se pueden encontrar en alimentos como el yogur que tiene cultivos vivos y activos. A menudo se definen como bacterias buenas o beneficiosas porque mantienen sano el tracto gastrointestinal.

Alimentación de Probióticos

Los probióticos son un tipo de bacteria que ayuda a mantener el equilibrio natural de los organismos en el estómago y los intestinos. Hay cientos de estos en un tracto digestivo saludable. Algunos tipos de probióticos desalientan el crecimiento de bacterias dañinas, mientras que otros promueven una buena digestión, estimulan la función inmune y aumentan la resistencia a las infecciones.

Su proveedor de atención médica puede sugerirle que tome un probiótico durante y después de un tratamiento con antibióticos, ya que los antibióticos pueden destruir las bacterias “buenas” en su intestino y los probióticos pueden ayudar a restablecer el equilibrio. Otro uso común de los probióticos es prevenir la diarrea.

Alimentación de Prebióticos

Los prebióticos también son importantes, pero por una razón diferente. Son los alimentos que las bacterias probióticas necesitan para crecer y mantenerse saludables. Se encuentran en fibras alimenticias que no podemos digerir en alimentos como plátanos, avena, legumbres, frijoles, bayas, ajo, cebolla, espárragos y semillas de lino.

Como encontrar probióticos

Los alimentos que tienen probióticos beneficiosos incluyen:

  • Yogurt (revise las etiquetas para asegurarse de que el yogurt tenga cultivos activos o vivos)
  • Algunos quesos blandos, incluyendo gouda
  • Alimentos fermentados como el kimchi y el chucrut
  • Kéfir, una bebida de leche fermentada

Los probióticos también están disponibles como suplementos, pero no todos los suplementos de probióticos son iguales. Lea las etiquetas cuidadosamente y tenga en cuenta que los probióticos están regulados como un alimento, no como un medicamento.

En caso de duda, pregúntele a su proveedor de atención médica si se beneficiaría de un probiótico y qué tipo es mejor para su condición. Como con todos los suplementos, informe a su proveedor si está tomando un suplemento probiótico.

Si bien los suplementos probióticos generalmente se consideran seguros para los adultos, se necesita más investigación sobre si son seguros para los niños pequeños, los ancianos y las personas que tienen un sistema inmunitario débil. Hable con su médico para obtener más información sobre los probióticos y si son adecuados para usted.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *