Terapia genica para fibrosis quistica

Terapia génica para la fibrosis quística slideshare

ResumenEl descubrimiento del gen de la fibrosis quística (FQ) en 1989 ha allanado el camino para un increíble progreso en el tratamiento de la enfermedad, de manera que la edad media de supervivencia de los individuos que viven con FQ es ahora de ~58 años en Canadá. Los recientes avances en las herramientas de selección de genes y los nuevos modelos celulares y animales han reavivado la búsqueda de una cura genética permanente para toda la FQ. En esta revisión, destacamos algunos de los enfoques más recientes de la terapia génica, así como los nuevos modelos que proporcionarán información sobre las terapias personalizadas para la FQ.

J Transl Med 19, 452 (2021). https://doi.org/10.1186/s12967-021-03099-4Download citationShare this articleAnyone you share the following link with will be able to read this content:Get shareable linkSorry, a shareable link is not currently available for this article.Copy to clipboard

Estudio de caso de terapia génica para la fibrosis quística

La fibrosis quística está causada por mutaciones en el gen responsable de producir la proteína reguladora de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística (CFTR). Por este motivo, los científicos están explorando formas de proporcionar una copia correcta del gen para tratar la FQ.

El gen regulador de la conductancia transmembrana de la fibrosis quística (CFTR) contiene las instrucciones para fabricar la proteína CFTR. Cuando hay una mutación -o alteración- en las instrucciones genéticas, la producción de la proteína CFTR puede verse afectada. En las personas con fibrosis quística, las mutaciones en el gen CFTR pueden hacer que no haya proteína, que no haya suficiente proteína o que se produzca una proteína de forma incorrecta. Cada uno de estos defectos conduce a una cascada de problemas que afectan a los pulmones y a otros órganos.

Desde el descubrimiento del gen CFTR en 1989, los científicos han tratado de encontrar formas de corregir las mutaciones del gen que causan la FQ. Aunque al principio los progresos fueron más lentos de lo previsto, los avances científicos de los últimos 10 años han acelerado los avances en la terapia génica, también conocida como transferencia o sustitución de genes.

Terapia génica para la enfermedad pulmonar de la fibrosis quística: superación de las barreras para su traslado a la clínica

El ensayo es el primero que demuestra que dosis repetidas de terapia génica pueden tener un efecto significativo sobre la enfermedad y cambiar la función pulmonar de los pacientes. Sin embargo, el equipo afirma que se necesita más investigación para mejorar la eficacia antes de que la terapia sea adecuada para su uso clínico.

El ensayo actual se puso en marcha en 2012 y fue financiado por una asociación entre el Consejo de Investigación Médica (MRC) y el Instituto Nacional de Investigación Sanitaria (NIHR). Los resultados se publican hoy en The Lancet Respiratory Medicine.

La fibrosis quística (FQ) es la enfermedad hereditaria letal más común en el Reino Unido, que afecta a unas 10.000 personas a nivel nacional y a más de 90.000 en todo el mundo. Los pulmones de los pacientes se llenan de una mucosidad espesa y pegajosa y son vulnerables a infecciones torácicas recurrentes, que acaban destruyendo los pulmones.

La causa de la FQ, mutaciones en un gen situado en el cromosoma 7, se identificó en 1989, abriendo la puerta a la introducción de una copia normal de este gen mediante terapia génica. En el ensayo, los pacientes fueron tratados mediante la inhalación de moléculas de ADN envueltas en glóbulos de grasa (liposomas) que introducen el gen en las células del revestimiento pulmonar.

Terapia génica: clave de respuesta del caso de fibrosis quística

El Consorcio de Terapia Génica para la Fibrosis Quística del Reino Unido lleva varios años trabajando en la terapia génica clínica para pacientes con fibrosis quística. Recientemente nos hemos embarcado en un gran ensayo clínico multidosis de una formulación no viral basada en liposomas que, por primera vez, permite detectar un beneficio clínico. El artículo describe los detalles del protocolo.

El ensayo pretende inscribir a 130 sujetos en total. Además del protocolo principal, se invita a los pacientes a participar en uno o dos subgrupos diseñados para proporcionar datos de expresión génica. Las correlaciones entre los datos de expresión génica y los resultados clínicos pueden ser de gran utilidad para el diseño de futuros ensayos.

Subgrupo nasal: los pacientes recibirán, además de la dosis nebulizada, dosis nasales a través de un spray nasal. Se someterán a una evaluación funcional (diferencia de potencial nasal) y molecular (ARNm en cepillados nasales) de la expresión de CFTR. El uso de la nariz facilita una evaluación más frecuente y no invasiva.

Subgrupo broncoscópico: los pacientes se someterán a dos broncoscopias flexibles en las que se medirá la diferencia de potencial de las vías respiratorias inferiores, se realizarán cepillados para medir los niveles de ARNm específicos del vector y se evaluarán las biopsias endobronquiales para detectar indicios de remodelación, acumulación de lípidos e inflamación.